Publicidad
El portal más innovador, dedicado las 24 h. de los 365 días del año en prevención de la salud, bienestar y calidad de vida en Internet. Ofrece apoyo continuo a niños, jóvenes, adultos, mayores y empresas a conservar su más grande tesoro : La Salud.
Salusline logo
Salud, Formación, Calidad de Vida

EMPRESA

PRODUCTIVIDAD
PARA SU EMPRESA

BAJAS POR
ENFERMEDAD

ROTACIÓN DE
EMPLEADOS

BUSCAR
 
Servicios Gratuitos Salusline
Infórmese. Artículos:

Ejercicios y Tests
Testimonios
Publicidad
¿Quiere perder Peso?
Salusline premia su esfuerzo!
Suscriba ahora mismo
a uno de nuestros programas personalizados y obtendrá un 50% de descuento!!
Centros de Salud
Buscasalud
¡ENCUENTRE EL MEJOR HOTEL, SPA, O GIMNASIO DE SU CIUDAD.
Area Multimedia Videos
¿Quiere saber más de su estado de salud? Salusline premia esta breve encuesta...
Indique su Peso (Kg.)
Estatura (cm.)
Edad  

¿Quiénes Somos? ¿Qué es Salusline.com..

CÓMO APLICAR LOS PRIMEROS AUXILIOS EN CENTROS DOCENTES

Según las estadísticas, a partir de los 4 años los niños se convierten en víctimas inocentes de accidentes, tanto en la calle como en la escuela, normalmente mientras que juegan, practican deporte o como consecuencia del tráfico. Traumatismos y heridas por caídas en un 40% de los casos, seguidos a distancia por quemaduras, cortes, ahogamientos, e intoxicaciones en un 10%, se convierten así en centro de atención de padres y educadores, ya que si no se ha extremado la prevención si deberían estar preparados para aplicar unos primeros auxilios capaces de paliar el mal y salvar la situación.

Y es que de lo que se trata, con esta primera ayuda, no es de sustituir al médico sino frenar de manera inmediata un desenlace potencialmente dramático en algunos casos, mientras llega ayuda de un profesional sanitario, aliviar el dolor y transmitir serenidad y confianza al accidentado manteniendo sobre todo la calma en primera instancia para poder abordar con eficacia cualquier tipo de acción. Así, la toma de conciencia por parte del educador de que debe estar preparado es fundamental ya que puede salvar una vida, y la primera herramienta para ello es la información.

Como cualquier docente debe saber las situaciones más frecuentes con las que se enfrenta suelen ser fiebre, dolores de cabeza o abdominales, vómitos, diarreas, lipotimias, mareos (que habitualmente sabe manejar), aunque como señalábamos al comienzo son los traumatismos las heridas, los ahogamientos y las intoxicaciones las primeras en el ranking de accidentes. Veamos pues qué tenemos que saber al respecto y cómo actuar.

Traumatismos
Sus síntomas generales suelen ser dolor, hinchazón, enrojecimiento y dificultad de movimiento, que varían en intensidad, y en estos casos hay que aplicar una bolsa de hielo o agua fría sobre la zona afectada (nunca calor), aunque si es en la cabeza y hay desorientación, vómitos o pérdida de conciencia, lo indicado es trasladar inmediatamente a un centro sanitario, y desde luego no dar de comer ni beber.

Si hubiera fractura, tratar de inmovilizar la parte dañada con algo rígido hasta llegar al centro sanitario.

Heridas
Aunque su gravedad la determina el lugar, la profundidad y la extensión, sea como fuere en primer lugar hay que lavarse las manos o utilizar guantes si es posible, y limpiar con agua a chorro y jabón para eliminar restos de suciedad, aunque si hay algo adherido o incrustado es tarea del médico su extracción. Secar luego con una gasa y aplicar un antiséptico ayudándose de ésta, evitando algodones y pomadas.

Cuando las heridas son en abdomen habrá que cubrirla parcialmente con gasas y trasladar al herido semisentado, y acostado aunque con las rodillas flexionadas si son en el tórax.



Hemorragias
Cuando la hemorragia es externa, presionar ligeramente sobre ella con una gasa estéril y en su defecto un trapo limpio, y si se empapa no retirarlo sino cubrirlo con otro encima y continuar con la presión durante al menos 10 minutos. En caso de que el flujo de sangre no ceda y se trate de una de las extremidades, levantarla para que baje la presión de la sangre que llega hasta ella. La posición del accidentado debe ser acostado boca arriba con las piernas en elevadas y la cabeza de costado, siempre tapado para evitar que pierda calor.

Si se trata de una hemorragia interna fluirá sangre por la boca, en caso de que proceda del aparato digestivo, en cuyo caso el traslado tiene que hacerse acostado e igualmente con la cabeza ladeada y las rodillas flexionadas. Pero si procede la sangre del aparato respiratorio, la sangre vendrá mezclada con mucosidad o espuma, su color será rojo intenso y llegará acompañada de tos. En estas circunstancias el traslado se hará semi sentado y con la cabeza igualmente ladeada.

Cuerpos extraños y ahogamiento

Cuando un niño se ha tragado un cuerpo extraño, nunca debería sacárselo con los dedos salvo que sea extremadamente fácil, pero si se trata de un crío pequeño habrá que cogerlo por los pies, ponerlo boca abajo y golpearlo por la espalda a la altura de los hombros. En caso de no ser suficiente habría que llevarlo inmediatamente al médico. Y si está en el ojo, ponerle agua destilada y mover el párpado a uno y otro lado o intentarlo con la punta de una gasa o pañuelo.








Reanimación
La pérdida de la conciencia de cualquier persona requiere en primer lugar comprobar si respira, viendo el movimiento de su pecho y sintiendo la salida de aire caliente, que también puede verificarse colocando un espejo delante de la boca para ver si se empaña.

Para ver si tiene pulso y no se ha producido una parada cardiaca se le pondrán los dedos índice y corazón en el cuello debajo de la nuez.



Respiración artificial
Una vez colocado el accidentado boca arriba en una superficie dura, con la cabeza hacia atrás, y situados a horcajadas sobre él, pinzarle con dos dedos de una mano la nariz y con la otra mano abrirle la boca, llenarse los pulmones de aire e insuflárselo a través de su boca con fuerza, repitiendo un par de veces. Si aún así sigue sin respirar, repetir la operación cada 5 segundos, 12 veces por minuto, comprobando si respira cada 3 minutos.



Masaje cardiaco más respiración artificial
Arrodillados a la altura de los hombros, se colocan las manos (una montada encima de otra para hacer más presión) en el centro del pecho al final del esternón, aunque si el niño fuera menor de 8 años la presión se ejerce sólo con una mano. De lo que se trata es de comprimir el pecho entre 3 y 5 centímetros según la edad (más, a medida que la edad aumenta), alternándolo con respiraciones. La secuencia sería dos respiraciones, 15 compresiones en el pecho.

Quemaduras por fuego
Si el niño sale ardiendo por haberse acercado a una fuente incandescente, hay que impedir que salga corriendo, tratando de revolcarlo en el suelo y cubrirlo con una manta, o una tela contundente, sin intentar luego despegarle del cuerpo la ropa quemada, sino cubrirle las quemaduras que queden al descubierto con una gasa esterilizada o un paño. Es importante también no usar pomadas o cualquier tipo de remedio casero sin haber consultado previamente con el médico. En cualquier caso, siempre es conveniente consultar lo antes posible con el Centro de Quemados de la Paz, en Madrid, llamando al 91.358.26.00



Intoxicaciones
Frente a cualquier intoxicación de un producto, tanto alimentario como no, lo inmediato debe ser llamar a Instituto de Toxicología de Madrid también, al teléfono 91.562.04.20 para recibir información sobre cómo actuar, y no provocarle el vómito, salvo que se trate de medicamentos y la víctima esté consciente. Es importante identificar el producto causante de la intoxicación para poder facilitar la información al centro de información toxicológica. En caso de que haya caído un producto tóxico o abrasivo sobre la piel, se aconseja lavarla con agua abundante.



Lesiones eléctricas
Antes de nada desconectar la corriente con el interruptor, o retirar al accidentado de la fuente eléctrica con objetos aislantes como un palo de madera o goma, salvo si se trata de alta tensión, pero nunca tocándolo directamente con las manos para evitar una descarga a quien presta la ayuda. En caso de que no respire o haya paro cardíaco practicar el boca a boca o intentar hacerle un masaje cardio respiratorio como se indico anteriormente, hasta que llegue el médico.



Insolaciones
Se producen por una exposición prolongada al sol y los síntomas suelen ser variados: desde dolores de cabeza, cara congestionada, sensación de sed y fatiga, fiebre, vómitos o nauseas, hasta convulsiones o calambres musculares e incluso alteración de la consciencia, de la circulación y la respiración. En primera instancia hay que recostar a la persona en lugar fresco, darle agua en pequeños sorbos y mojarle cabeza y cuerpo y abanicarle para refrescarle. Si los síntomas persisten, trasladar a un centro hospitalario como recomienda la lógica en todos los casos.



Traslado a un centro sanitario
Tras informar a la familia, y si resulta imposible hacerse de un transporte especializado, cuando los casos lo requieran por la gravedad del accidente, se recomienda que el traslado a un centro sanitario se haga no manipulando mucho al accidentado y cuidando especialmente la posición de cabeza, cuello y columna vertebral, tratando que permanezca recostado.

Volver

ACCESO USUARIOS
Salusline Productos
PRODUCTOS
HRA ®
Test de Riesgos para la Salud. Reciba un informe detallado para mejorar su salud.
Conozca todo para ganar en vitalidad y calidad de vida.
Realice ahora mismo su Test Personalizado de Salud

Tienda ¡Salud!
Lo mejor para su salud
Programas de Salud Personalizados:
CURSOS